Blog

CÓMO ACERTAR CON TU NUEVO NEUMÁTICO

   Nadie puede negar el gustazo de estrenar coche. Todo es maravilloso hasta que pasan los años y empezamos con las revisiones y las ITV, y cuando menos lo esperamos nos toca un cambio de neumáticos. Entonces empiezan las dudas y los consejos y ya no sabemos a quién hacer caso: a la prima, al suegro o al amigo (que a veces no es tan experimentado como parece).

Si tú también necesitas ese cambio de neumáticos no te preocupes, Autoescuela Carrió 3.0 te da estos consejos para que lo tengas todo bajo control:

Lo primero que tienes que hacer es mirar la ficha técnica del vehículo porque allí encontraremos la numeración que hace referencia a la dimensión, al índice de carga y al código de velocidad que lleva nuestro vehículo.
Una parte de la numeración que aparece en la ficha técnica (anchura, altura y llanta) deberá coincidir con la que aparece inscrita en el neumático. El índice de carga y el código de velocidad podrán variar siempre y cuando sean superiores al que aparece en la ficha técnica.

     0217 1

 

Anchura: indica el ancho de la banda de rodadura en milímetros (sólo podremos utilizar el tamaño que aparece en la tarjeta ITV).

Altura del neumático, en porcentaje con la anchura.

Llanta: señala el diámetro de la llanta para la que el neumático está diseñado. No se puede montar en otra mayor ni menor.

Índice de carga: muestra la carga máxima que cada neumático puede soportar (Por ejemplo: 84=500 Kg, 90=600 Kg, 100=800 Kg).

Código de velocidad: indica la velocidad máxima a la que puede circular con seguridad (Por ejemplo: S=180 Km/h, U=200 Km/h, V ≥ 210 Km/h).


Además de esto tenemos que saber el año de fabricación del neumático para poder saber si esas súper ofertas que encontramos valen la pena. Recordamos que los neumáticos suelen perder sus propiedades a partir de los 5 años y es por eso que tenemos que estar atentos a la numeración que nos informa de la semana y del año de fabricación.

 0217 2

 

¡Esto es realmente importante para saber que no nos montan neumáticos viejos! La semana y el año de fabricación aparecerán muy cerca de las siglas DOT.

Una vez controlada esta información el siguiente paso será asegurarnos de que los neumáticos están aprobados por la Comunidad Europea. Esto es tan fácil como mirar el etiquetado europeo del neumático, que es una pegatina que aparece en el mismo antes de ser montado. Además, esa pegatina nos da información sobre la eficiencia energética, la adherencia en mojado y el ruido de la rodadura del neumático.

0217 3

La eficiencia energética indica cuánto “contribuye” el neumático a reducir el consumo del carburante del coche. La adherencia en mojado muestra cuál es el agarre del neumático en mojado (cuanto más cerca de la A esté la calificación, mayor será su agarre en este tipo de superficie). Por último, el ruido de rodadura nos indica cómo es de ruidoso el neumático.

Ahora sólo nos queda mencionar el caso de los montajes de 2 en 2. Si elegimos hacer nuestro cambio de neumáticos en dos tandas lo más seguro será elegir la misma marca tanto para el eje delantero del vehículo como para el trasero (el dibujo será el mismo y la conducción más segura). Además, se recomienda montar los neumáticos nuevos en el eje trasero ya que el delantero es más fácil de controlar (aunque los neumáticos sean más viejos). No obstante, si la tracción de nuestro vehículo fuera trasera deberíamos situar los neumáticos viejos detrás y los nuevos delante.


      Esperamos que esta información os haya sido de utilidad y que tengáis las cosas más claras. Por supuesto, si nos hemos dejado alguna cosa importante por mencionar no dudéis en decírnosla: toda nueva información será bienvenida.

 

Buscar