Blog

¡NO SIN MI PERRO!

   

Si tu perro o gato es tratado como un miembro más de la familia este artículo te interesa: hoy te explicamos cómo tienes que llevar a tu mascota en el coche.

Está clarísimo, ¿no? Nuestro animal irá sujeto y de forma segura porque no queremos que le pase nada y porque ante un posible accidente tampoco queremos que nos pase nada a nosotros. Pero… ¿cuál es el mejor sistema de retención? Autoescuela Carrió 3.0 te ayuda a que encuentres la forma más segura de viajar con tu mascota:

El primer puesto del ránking en seguridad es para el transportín.

 8 1

Este es el medio de sujeción más seguro. Si tu mascota es pequeña es la opción perfecta: pondremos el transportín en el suelo entre los asientos delanteros y traseros, intentando que se mueva lo menos posible. Además, en caso de impacto apenas se deformaría y nuestro animal solo sufriría lesiones leves.

Si nuestra mascota es más grande también lo podremos utilizar, pero nunca lo dejaremos sobre los asientos, pues aunque lo retengamos con el cinturón… ¡no es seguro!

En este caso, lo mejor será llevarlo en el maletero, pero… aunque lo encajemos para que no se mueva, en caso de accidente impactaría sobre los ocupantes de las plazas traseras del vehículo, produciéndoles graves lesiones.

¿Cuál es la solución entonces? Rejilla divisioria + transportín. La rejilla cumple la función de separar la cabina del vehículo del maletero. Por eso si la llevamos instalada y además nuestro animal va en su transportín, en caso de accidente, la mascota no sufrirá daños mortales y la rejilla evitará que esos daños sean para los pasajeros.

 8 2

Por otra parte, si nos decidimos por el arnés tenemos dos opciones (pero no tan seguras como la anterior):

a) Arnés de un solo enganche:

Aunque esta opción permite sujetar y limitar los movimientos de la mascota, si tenemos un accidente, la hebilla que sirve de nexo entre el cinturón y el arnés probablemente se rompa. Como consecuencia se producirá un choque entre el animal (que sufrirá graves lesiones) y el respaldo del asiento delantero (el conductor o el copiloto también sufrirán lesiones graves en la columna).

 8 3


b) Arnés de dos enganches:

 8 4

Retiene con más fuerza al animal y así conseguimos que el conductor o el copiloto no sean dañados por ningún impacto en caso de accidente (la unión entre los enganches y el arnés tiene que ser corta para que el animal vaya cerca del asiento).

 

Por último volvemos a recordar que si el animal viaja suelto dentro del vehículo (aunque sea en el maletero y este vaya equipado con la rejilla divisoria), puede sufrir lesiones muy graves al golpearse contra las superficies duras. Por eso tenemos que ser muy conscientes de que esta no es la mejor opción.

 8 5

 

Y ahora que ya sabemos cuál es la manera más segura de viajar con nuestras mascotas, ya solo nos queda mencionar que al igual que pasa con las personas, los animales también necesitan estirar las patas, moverse y beber un poco para tener un viaje perfecto.

8 6

Buscar