Blog

¡CLAVES PARA UN VERANO RODADO!

¡Qué ganas teníamos de que llegaran! Todo el año esperando y… ¡por fin! ¡Nos vamos de vacaciones! 

Lisboa, Italia, Burgos… el destino no importa, pasarlo bien sí. Y claro, si viajamos en coche o en furgoneta… todo debe estar en su sitio. Si todavía no has puesto a punto tu vehículo continúa leyendo y sabrás lo que tienes que tener en cuenta para que no fallen tus planes.

Para empezar debemos especificar que una revisión sería, sin duda alguna, lo más recomendable para tu vehículo. Los especialistas que se ocupen de tu coche seguro que harán un buen trabajo revisando los diferentes elementos del mismo.

     1. Empezamos por los neumáticos, muy importantes porque unen el vehículo con el suelo. Deben tener un dibujo mínimo de 1.6 mm (¡pero esto es el requisito mínimo para poder circular! Se recomienda que el dibujo sea mayor).
La fecha de fabricación también es importante si vamos a comprar neumáticos nuevos (¡no queremos comprarlos caducados!).
En esta foto podemos ver un círculo donde pone 2110. Esto me indica que el neumático fue fabricado la semana número 21 del año 2010, y claro, al tener más de cinco años, no nos interesa comprarlo (los neumáticos caducan a los 5 años).

 6 2

       Por último tenemos que comprobar la presión de los mismos. Recordamos que para hacerlo deberemos seguir las indicaciones del fabricante de nuestro vehículo y asegurarnos de que los neumáticos estén fríos.

     2.  Continuamos con los frenos que también se desgastan por su uso (como cualquier otro elemento). ¿Notas que al pisar el pedal llega hasta el fondo? ¿que se frena más de un lado que de otro? ¿ruidos metálicos? Entonces necesitas llevar tu vehículo al taller: nosotros no podremos solucionar el problema pero sí prevenirlo, que es lo más importante. ¡Ah! Tampoco debes olvidar comprobar que el nivel de líquido de los frenos sea el adecuado.

     3. Otro punto a tener en cuenta es el aceite. Aunque a muchos conductores se les olvida revisarlo, debemos asegurarnos de que circulamos con un nivel adecuado. 
Recordamos que para comprobar el nivel de aceite nuestro vehículo deberá estar colocado en un lugar llano y con el motor parado y frío. En este proceso utilizaremos la varilla del aceite del vehículo y la introduciremos en el orificio correspondiente. Al sacarla, comprobaremos que la marca de aceite se encuentre entre los indicadores máximo y mínimo (indicados en la varilla).

 6 3

     4.Y cómo no, las luces son fundamentales en la conducción. Recuerda que si nos falla alguna… ¡ya no podremos circular! Esto también afecta a las luces de frenado. Por eso, todo el mundo a revisar intermitentes, faros y bombillas.

Estos son algunos de los elementos que debemos comprobar, pero no podemos olvidar otros como la dirección, la suspensión o la batería. Son muchas cosas a tener en cuenta, pero necesarias para viajar con garantías.
Y si hablamos de garantías… también tenemos que destacar que los retrovisores deberán estar súper bien regulados (no podemos rectificar su posición mientras conducimos) y que el reposacabezas no nos sirve de florero: es muy importante para en caso de accidente, evitar el latigazo cervical (flexión y extensión brusca y excesiva del cuello), tal y como se aprecia en la foto.

6 1

Por tanto, si queremos evitar este latigazo la posición del conductor y de los pasajeros también deberá ser la correcta, y esto quiere decir que nos olvidaremos de llevar el asiento muy reclinado o de poner los pies en el salpicadero (por increíble que parezca, todavía hay gente que lo hace).

Tras estos consejos tan solo nos queda desearte lo mejor para tu viaje: la carretera es tuya si tienes en cuenta todo lo que hemos comentado. Y ya sabes, si todavía no puedes viajar en coche porque no tienes el permiso… ¡¡Autoescuela Carrió 3.0 te ayuda a conseguirlo!! ¡¡Ponle ruedas a tu verano!!

Buscar